nuevas ideas

Por desgracia, con demasiada frecuencia se minusvalora, o directamente se ignora, el tremendo impacto que tiene la implantación de SOA en una empresa. Y no me refiero solamente al tema técnico, que también, me refiero al cambio en la manera de trabajar de las personas que participan en el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones.

Por mucho que nos movamos en un entorno muy tecnológico, como es la arquitectura T.I., al final y en última instancia, estamos hablando de que trabajamos con un grupo de gente, no con tecnología.

Y si hablamos de adoptar SOA, hay que tener en cuenta que los problemas, o los retos por ser más políticamente correcto, son más a menudo culturales que técnicos.

Hay que planificar el cambio

En casi todas las situaciones, por mucho que estemos orientado al cambio, el hecho de establecer una nueva metodología, unos nuevos procesos o unas nuevas herramientas siempre levantan fricciones entre la vieja forma de trabajar y la nueva. Y es que los humanos somos animales de costumbres, y cuesta mucho salir de nuestra “zona de confort”.

No tenemos que perder de vista que SOA puede impactar a la organización de varias formas:

  1. Aparecen nuevos roles y procesos
  2. Se hacen necesarios nuevos skills o habilidades
  3. Hay cambios en la estructura de los equipos de proyecto y en los ciclos de vida del desarrollo
  4. Hay cambios en el análisis de negocio y modelado de los servicios

¿Cómo abordamos este cambio? Como siempre, en SOA y en todo cambio en la empresa, no hay que olvidar ni infravalorar la importancia de tres aspectos:

  1. Planificación: como toda gran transformación, es necesario tener un planificación. Hay que tener en cuenta que seguramente, habrá cambios profundos en la metodología de desarrollo, en las herramientas de gestión, etc. etc.
  2. Comunicación: no importa lo que se haga en este sentido, siempre habrá alguien que diga que no se ha enterado. Estamos inmersos en el día a día, sobrecargados de información y de trabajo.Para la adopción de SOA, habrá profundos cambios en la organización, cambios a corto plazo para lograr unos supuestos beneficios a largo plazo (SOA es así).Tenemos que incidir en esto, en las ventajas que nos proporcionará la orientación a servicios, en lugar de incidir en la normativa que hay que aplicar (que también). Pero como personas que somos no nos gustan las imposiciones, preferimos hacer las cosas porque les vemos sentido y con una razón.
  3. Educación. Tenemos que garantizar que las personas adquieran los nuevos skills que necesitan para trabajar con SOA.
    Una empresa es muy heterogénea y hay perfiles de todo tipo. Seguramente habrá muchas personas que llevan muchos trabajando en aplicaciones silo y que les resultará un gran cambio pensar en que no están en compartimento estanco y que tienen que compartir su software (digámoslo así) con el resto de la empresa.

Hay que estar preparado para todo tipo de situaciones

Y más allá de los conceptos más o menos académicos que la teoría de SOA indica que debemos tener en cuenta para adoptar este nuevo paradigma, la experiencia dice que tendremos que aplicar grandes dosis de sentido común. Y como digo una y otra vez, no subestimemos los problemas y situaciones que la inercia de hacer las cosas de determinada manera durante años pueden plantear.

¿Y a qué situaciones me refiero? Para muestra un botón… estos son algunos casos más comunes de lo que crees:

  • ¿Por qué tengo que hacer un servicio reutilizable? Este servicio sólo se necesita para la pantalla que estoy haciendo…
  • ¿Por qué tengo que pagar yo el desarrollo de un servicio para que lo usen los demás?
  • Si se necesita un servicio compuesto C a partir de dos servicios más simples que pertenecen a dos áreas de la empresa (área A y área B)… ¿quién hace el servicio compuesto C? ¿El área A, el Área B y otra área de la empresa?
  • Si una lógica de negocio pertenece al área de Compras pero no está expuesta como servicio (no tiene tiempo o dinero para hacerlo) y el área de Ventas necesita usar ese servicio ¿quién lo hace Compras o Ventas?

Las repuestas parecen obvias y de sentido común, sin embargo en el día a día aparecerán decenas de situaciones como está y debemos tenerlas previstas.

En definitiva, y como moraleja, cuando te embarques en un proceso de adopción de SOA, aparca el aspecto técnico un momento y piensa cómo vas a resolver los muchos aspectos que tienen que ver con el cambio cultural.

Anuncios