itsnosoa

Lo de considerar a un puñado de servicios web o a bunch of web services como SOA es un ya todo un clásico. Lamentablemente, esta confusión sigue estando presente en muchas empresas.

Este es sólo uno de los problemas más habituales en la adopción de SOA, el que podríamos definir como el no tener los conceptos claros. Por desgracia, hay muchos otros problemas a los que nos enfrentamos.

Sin ir más lejos, estos son los que se observaron en un estudio que se hizo hace ya algún tiempo. Entre los problemas habituales se pueden contar:

  1. Falta de gobierno SOA

  2. Dificultad en la construcción de un roadmap SOA

  3. Rendimiento y fiabilidad

  4. Estándares incompletos o inmaduros

  5. Aspectos de seguridad no resueltos

  6. Falta de una infraestructura de servicios (monitorización, errores y trazas, impacto…)

  7. No hay una arquitectura de referencia

  8. Dificultad por determinar dónde o cómo empezar

  9. No se contemplan los nuevos procedimientos

  10. No hay reutilización de servicios

  11. No hay métricas

Pero además de esto, hay otro mucho más importante, el que podríamos definir como la “madre de todos los problemas“, y es una cosa muy básica que todo el mundo entiende: no se puede hacer algo medianamente complejo sin tener un plan para ello.

Y SOA es bastante complejo como ya sabemos, y por lo tanto, se necesita un plan de actuación que nos marque el camino hacia el objetivo.

La experiencia nos dice también, que este tipo de plan no suele ser muy habitual. Sobre todo si hablamos de un plan específico y por escrito de lo que queremos hacer.

Tampoco hay que complicarse demasiado haciendo este plan. Tiene que ser lo suficientemente concreto pero también fácil de leer y entender. De nada nos sirve un plan perfecto si luego no hay quien pase de la quinta página.

Así pues, y resumiendo, un plan para aplicar SOA, al que podría llamar “plan director de SOA”, indica el estado objetivo:

  • El objetivo concreto que se va a llevar a la práctica

  • Se van ajustando según se va usando

Y estos son algunos de los aspectos que debe comprender:

  • Definición de tipos de servicio

  • Requisitos para la descripción de los servicios

  • Métricas de rendimiento de los servicios

  • Estándares de interoperabilidad

  • Esquemas de datos

  • Políticas y procedimientos

  • Requisitos de clasificación y localización de servicios

  • Diseño de la estructura SOA: mapa de arquitectura

  • Esquema global de la organización o modelo de procesos de la misma
Anuncios