“Matar” cosas está de moda últimamente. Wired mató a la web, hay quien dice que SOA está muerto, etc. etc. ¿pero que pasa con la aplicación?

Todavía seguimos manejando este término en nuestro día a día, ¿pero que sentido tiene en un arquitectura SOA? si lo que construimos son servicios, con significado para el negocio, que se combinan entre sí para dar lugar a otros servicios compuestos de más valor añadido… ¿se puede seguir hablando de una aplicación?

Anteriormente, con aplicativos departamentales o enfocados a una parte del negocio, tipo silo, tenía todo el sentido del mundo hablar de aplicaciones. Normalmente un equipo de desarrollo se encargaba de desarrollar toda la funcionalidad desde las pantallas hasta las tablas de la base de datos, incluidos los procesos batch si era necesario. Pero es que ahora no es así, estas funcionalidades son transversales, implican a toda la compañia. En una empresa de seguros, por ejemplo ya no hay (no debe haber mejor dicho) la aplicación de Recibos, la de Emisión de Polizas o la de Gestión de Siniestros. Tendremos, por ejemplo, el servicio de alta de siniestro, que tal vez tenga que llamar al servicio de emisión y al servicio de generación de recibo dentro del proceso de negocio de gestión de siniestros ¿cual es aquí la aplicación?

Ya sabemos que la inercia es una fuerza poderosa, que es una forma de hacer las cosas que puede llevar décadas implantada, pero si abrazamos la orientación a servicios por los beneficios indiscutibles que tiene (el más claro es la reutilización de los servicios donde un servicio sólo se desarrolla una vez y lo reutiliza toda la compañía) es con todas las consecuencias.

Debemos hacer un reciclaje mental, olvidarnos de la vieja forma de hacer las cosas y empezar a pensar con mentalidad SOA. En este artículo lo explican muy bien (aunque quieran matar a SOA):

Una SOA exitosa requiere la ruptura del status quo. SOA no es simplemente implantar una nueva tecnología y construir interfaces de servicios para las aplicaciones existentes: requiere el rediseño de todo el portfolio de funcionalidades. Y requiere un cambio masivo en la forma en que la área de T.I. opera.

Comparte esta entrada…

Share

Anuncios