Llevo ya algún tiempo siguiendo una iniciativa que creo que esta pasando bastante desapercibida en general, me refiero al Open Data o apertura de datos. Varias administraciones publicas están poniendo a disposición del publico gran parte de los datos de los que disponen, y las administraciones disponen de muchos.

¿que hay de nuevo en esto?
Los gobiernos siempre han publicado sus memorias, presupuestos, liquidaciones económicas, libros varios, etc., etc. Cientos de toneladas de papel que solo algunos pocos podían y querían leerlos. La diferencia estriba ahra en dos aspectos que marcan la diferencia: Internet y el formato de estos datos.
Si se cogen toda esta información, se convierte en algo fácilmente legible por cualquier programa, como ficheros XML o CSV, y se pone a disposición de manera libre y gratuita para todo el mundo se abren una serie de posibilidades que sólo alcanzamos a imaginar. Si juntamos esto con las posibilidades que nos brinda la web 2.0, por ejemplo Google Maps, tendremos funcionalidades bastante curiosas. Por ejemplo, ya se puede consultar sobre un mapa aquellos lugares donde se han producido accidentes de bicicleta. Estos sitios se representan con la típica chincheta del mapa de Google. Si se pulsa sobre una de ellas nos dará más de detalle sobre ese accidente.

El Open Source de los datos

El concepto de Open Data es similar al de Open Source. La diferencia estriba en que lo que se producen no son programas sino datos, de todo tipo. Este tipo de datos son convenientemente enmascarados y “anonimizados” con el fin de preservar la confidencialidad y la privacidad de las personas. Todos los datos deben tener licencia de propiedad abierta, y un formato que facilite el acceso a los mismos. Normalmente suelen ser XML o el fichero CSV (que se puede abrir con el Excel u otros programas).


Todo este proceso de publicación de datos es visto como una devolución a los contribuyentes de aquellos productos por los que ha pagado, vía impuestos, durante todos estos años. En España, la inciativa en Open Data la lleva el gobierno del País Vasco (aunque también hay otras iniciativas como las del gobierno asturiano). En un acto celebrado en abril de 2010 presentó su portal Open Data Euskadi (anteriormente había presentado Irekia). Según cuenta en la web: “[…] prentenden generar valor y riqueza, promover la transparencia de las administraciones y su interoperabilidad, y una mejor ordenación de la información pública.” Esta web proporciona un catálogo de datos estructurados en siete categorías: datos estadísticos, geográficos, meteorológicos, turísticos, ayudas y subvenciones, contrataciones administrativas y otros procedimientos administrativos.

Al fin, parece que la palabra transparencia no se va a quedar en una mera declaración de intenciones. Con esta iniciativa de las administraciones, y los ciudadanos tendremos que exigir que se publique toda la información que no vaya contra nuestra propia privacidad y confidencialidad, podremos acceder a todos estos datos de manera automática, cruzarlos con otro tipo de datos y construir toda una nueva generación de utilidades y funcionalidad realmente útiles.
Además los políticos y responsables de los ejecutivos se verán auditados y examinados por sus propios ciudadanos. Se acabó el publicar los presupuestos o liquidaciones anuales de ayuntamientos, por ejemplo, en papel o en otros formatos como imágenes o PDF inaccesibles. El gobierno británico, en este caso, ha tomado la iniciativa de obligar a los gobiernos locales a publicar toda esta información en formatos abiertos para que puedan realmente ser conocidos, y usados por el públicos que en definitiva es el que sufraga estos gastos y tiene derecho a conocer en qué se gasta su dinero.
Como muestra del tipo de datos que ha publicado el gobierno británico en los últimos días, está por ejemplo los datos sobre el crimen de cada policía.
Otro de los aspectos a considerar como consecuencia de esta apertura de datos es su efecto sobre nuevas empresas “startups” que aprovecharán esta nueva oportunidad de negocio. Ordenando y relacionando este océano de datos y llevando a los ciudadanos aplicaciones útiles para su vida diaria.
Tim Barners-lee, uno de los padres de internet, ha dicho sobre Open Data: “si la gente coloca sus datos en la web, datos gubernamentales, científicos, los de la comunidad, serán usados por otras personas en formas en que nunca podrían haber imaginado”.

Listado de las iniciativas open data en el mundo

Comparte esta entrada…

Share

Anuncios