Veo en esta página una presentación en la que se indican 6 “secretos” para llevar a cabo con éxito la adopción de SOA en una organización. Cuanto menos curioso:

  1. Aceptar que SOA tiene un problema de marketing. Como ya se ha dicho anteriormente, lo normal es percibir SOA como una cosa de frikis tecnológicos del área de T.I. Es difícil de definir y la gente no se hace una idea clara de qué es, lo que implica y como se lleva a cabo. Lo que propone es cambiar nuestro discurso para incidir en el aspecto del negocio. SOA tiene un retorno de inversión claro y es beneficioso para el negocio en términos de ahorro de coste y de flexibilidad y rapidez en la salida al mercado
  2. SOA no es la meta, es el camino. SOA es una forma de diseñar aplicaciones no es un objetivo que se pueda alcanzar ni que se pueda comprar.
  3. Tener una razón de negocio para llevarlo a cabo y una forma de medirlo y desmostrarlo. Hay que hablar a la gente de negocio en su lenguaje, que perciban que SOA les está dando soluciones a problemas que tienen realmente (no a problemas técnicos). Por ejemplo: nuevas capacidades de negocio (nuevos mercados y nuevos productos), agilidad en el time to market, integración de los partners, eliminar gastos duplicados en proyectos solapados, etc, etc.
  4. SOA es tan bueno como lo son tus servicios. Lo primordial en este caso es tener un registro de servicios correctamente documentados. Poner especial cuidado en revisar la granularidad del servicio: demasiado específico tendrá poca reutilización, si tiene un grano demasiado fino no tendrá reglas de negocio.
    Derivado de esto se hace indispensable el Gobierno SOA (combinación de personas, políticas y procesos de la organización que asegurará que los objetivos de SOA son alcanzados).
  5. SOA is colaborativo. Como se dice en la presentación: “Un reto de SOA es poner juntos organizaciones, procesos, personas, sistemas e información que históricamente han estado en silos”
  6. Ignorar el “ruido” sobre SOA. SOA es una palabra que está de moda pero debemos aislarnos del “ruido mediático” que hay alrededor.

La verdad que todos estos “secretos” son de sentido común y que no deberían sernos nuevos, sin embargo, es de agradecer que alguien nos lo cuente de manera tan breve y clara.

Comparte esta entrada…

Share