Esta entrada inicia una serie, espero que larga y fructífera, de profesionales del sector T.I. que han tenido a bien colaborar con este blog para aportar su visión en varios temas de actualidad. El primero de ellos, sobre el HTML5, es de Jorge Zazo, experto en tecnologías del cliente web (HTML, CSS, JSF, diseño web, etc. etc.).

Una promesa real

El HTML5 no busca una ruptura abrupta con la anterior versión, pero si es cierto que muchos de los tags anteriores dejarán de ser compatibles y se introducirán otros muchos nuevos que permitirán tener una mejor semántica del código de la página lo que mejorará su indexación, no solo en buscadores públicos (google y yahoo), sino que mejorarán la indexación en motores de búsqueda de las propias aplicaciones. También se pueden especificar tags específicos para la aplicación por parte de los desarrolladores.
Incorpora de forma nativa contenedores que permitirán la incorporación de audio, vídeo y presentaciones sin plugins externos, con lo que se estandarizará la difusión multimedia. Nosotros hemos tenido casos en los que un pequeño desarrollo de una gráfica personalizada por usuario, que en principio no tenía mayor inconveniente en el desarrollo, ha tenido problemas por la implementación de FLASH en la que debía hacerse porque los ordenadores no tenían el plugin. Todo esto se ahorra con la estandarización de este tipo de contenidos, ya que viene incorporado en el navegador.
HTML5, incorpora geolocalización de manera nativa, con lo que se pueden desarrollar aplicaciones para dispositivos móviles que aprovechen dicha característica.
HTML5, tiene un sistema de caché, en el cliente, con lo que hay aplicaciones que pueden operar en desconectado sincronizando los datos más adelante cuando dispongan de una conexión.
Dispone de una base de datos de forma nativa con la que poder operar en el cliente sin tener que disponer de una conexión a la red para ello. Junto con la posibilidad de operar en desconectado con una aplicación web, se pueden desarrollar aplicaciones muy interesantes.
Otra de las ventajas de HTML5 son sus nuevos controles de formulario. Casi todas nuestras aplicaciones, tienen uno o más formularios para introducción de datos, estos, además, necesitan de una validación. Con los nuevos tipos de dato de formulario, HTML5 evita el tener que cargar y operar con validaciones javascript en el cliente con el consiguiente ahorro de recursos, versionado y mantenimiento. Entre los nuevos tipos de dato que incluye, están el de correo, numéricos, URL, calendarios (con sus selectores de fecha), etc
Y ya por último, pero de los más interesantes, el envío de eventos servidor a cliente. Este tipo de eventos son enviados desde el servidor y el cliente al recibirlos, realiza una acción que habrá de ejecutar un script. Esto es un gran avance, ya que no es la aplicación en el cliente la que debe estar periódicamente realizando consultas al servidor para ver si algo ha cambiado. Es el servidor el que manda mediante push, un evento a la aplicación en cliente.

El “problema” de esto, es que HTML5 sigue en estado de borrador y aún no hay ningún browser que cumpla al 100% las especificaciones que de momento existen, pero está claro que HTML5 es el futuro y que es una tecnología en la que merece la pena invertir y apostar por ella. Los grandes lo están haciendo: Apple, Google, Facebook Todos ellos en su campo son los más grandes y más deprisa o más despacio están dando un giro hacia el HTML5

Comparte esta entrada…

Share

Anuncios